top of page

BADA: la feria de artes visuales accesible y la experiencia uno a uno con les protagonistas

El jueves comenzó la 8° Edición de la Feria Buenos Aires Directo de Artista (BADA), el evento en La Rural que reúne a más de 250 artistas visuales, sobre todo de la ciudad de Buenos Aires.


Desde el jueves 29 de agosto hasta el domingo 1 de septiembre, el público pudo visitar la exposición que busca iniciar a los principiantes en el coleccionismo a través de precios accesibles y contacto con les artistas. Además, por primera vez, BADA tendrá su versión mexicana en febrero del año 2020.


Este formato resulta necesario para sostener en plena crisis uno de los circuitos más excluyentes de las industrias culturales en Argentina. Los precios prohibitivos de los trabajos consagrados, siempre dolarizados, hacen que el sustento de los y las trabajadoras de la pintura, escultura, serigrafía, textiles, grabado, instalaciones y demás técnicas dependa cada vez más de una élite con poder legitimador. BADA propone generar un espacio de contacto directo, que se saltea la etapa de las galerías. Esto abarata los costos de las obras y ayuda a posicionar a artistas menos publicitados.


Creado por Ana Spinetto, este año y en medio de la amenaza ambiental a la región frente a los incendios de la selva amazónica, el evento contó con colaboraciones de diferentes disciplinas con un hilo conductor ecologista: el colectivo de arte Cía. Garbach dispuso las instalaciones Proyecto agua y Plástico en los Océanos en las que plantean situaciones tales como un Riachuelo-balneareo de bolsas de basura.


Instalación “Salven nuestro barco, salven nuestras almas”

Salven nuestro barco, salven nuestra alma es otra instalación de arte ambiental, creada con desechos industriales por Gabriela Antenzo y con programación de Esteban De Boeck. En esta línea también se articula la Cooperativa El Ceibo y Pallets de vida, un proyecto que recicla pallets a través de intervenciones de artistas consagrados. El dinero recaudado sirve para financiar proyectos a beneficio de la salud infantil.


Las diferentes causas feministas también son un tema recurrente en las reflexiones artísticas de todo tipo. En esta ocasión, el grupo Sobretodo (Andrea Degiovanni, Deborah Zilberman y Bárbara Alperowicz) trabajó los reclamos en contra de la trata de personas en la intervención No se trata, en la que modificaron y modelaron una habitación blanca con leyendas y mensajes durante los cuatro días de la feria.


Instalación "No se trata"

Además, los ganadores de los concursos de la facultad de Artes Visuales de la Universidad Nacional de las Artes (UNA) y Potenciate del Gobieno de la Ciudad de Buenos Aires pudieron exponer y poner a la venta sus obras dentro del circuito BADA joven, exclusivo para menores de 30 años.


El proyecto de venta directa con el artista es un formato tal vez necesario para toda la región. Lejos de estar cerca de un modelo de autogestión, BADA logró afianzase a través de los años en espacios legitimadores de arte (se realiza en el mismo lugar que arteBA), sin hablar de coleccionismo como algo inalcanzable para aquellos principiantes o para las clases medias con ingresos -cada vez más- ajustados.





Por María Singla

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page