top of page

ARTEBA 2022: Una constelación de propuestas diversas

Por Daniela Arroyo


ARTEBA abrió sus puertas el viernes 7 de octubre en el Centro Costa Salguero. Si bien la feria estrenó nueva locación en esta edición, el formato habitual se sostiene: sectores que agrupan galerías según trayectoria y artistas, espacios para proyectos artísticos contemporáneos, auditorio para conferencias, curadurías invitadas, programas de adquisiciones, performances, premios para galerías y artistas… De espacialidad inmensa, con una participación mayoritariamente nacional y con una agenda cargada de actividades durante los días de feria; en su diversidad de propuestas, logró ser, una vez más, un ecosistema artístico en sí mismo.


Para tener en cuenta: Unos días antes de la inauguración, escuchaba la radio, como hago todas las tardes. El programa de las 16hs de “Radio con vos” me sacó una sonrisa de ternura al escuchar la promoción de este evento troncal para el mercado y la escena del arte argentino: ¡No se pierdan esta exposición de arte moderno, en Costa Salguero!

ARTEBA es una feria de arte. Sí, como en cualquier otro tipo de feria, se vende. Algo que no ocurre explícitamente en todas las exposiciones de arte. Por un momento pensé, no está tan errado, si el arte no se exhibe, no se puede vender tan fácilmente. Pero por otro lado, las galerías, principales protagonistas de la feria, no solo son las encargadas de comercializar obras, es decir, del acto de vender en sí mismo. Sino, también, de generar escena, de construir y proyectar carreras, de hacer crecer a sus artistas; y por ende, construir y hacer crecer el valor económico de las obras.



En gran escala, es lo que este evento busca generar. Por eso, decir que ARTEBA es una exposición me da sabor a poco. Quizás porque, como mencioné antes, la feria en tanto evento, construye una constelación de diversas propuestas, es como un mundo en sí mismo. Y dentro de ese mundo, ocurren muchísimas cosas a la vez, entre ellas exposiciones. Sin embargo, no deja de inquietarme, que a pesar de tener tanta exposición y trayectoria, aparentemente, entender lo que ocurre ahí dentro sigue siendo una cuestión “de nicho”.


El objetivo de este año que esboza la institución es “ser una plataforma de encuentro”, entre los diferentes agentes de la escena, y de todo el país. Por lo cual, cabe destacar, la elección de la fecha no fue azarosa: “La fecha elegida nos permite convocar a todo el país y a nuestros países vecinos a una cita con el arte en la Ciudad de Buenos Aires, potenciando el movimiento turístico y cultural que propicia ese fin de semana largo regional.”


El formato de la feria, es decir, su estructura de sectores que diferencian galerías y proyectos según trayectoria, naturaleza de obras y artistas, sumado a los programas y otras actividades; en su mayoría sostenidos por el auspicio de bancos, aseguradoras y otras empresas, se mantiene desde hace algunos años. Lo cual, no implica que siempre se muestre lo mismo. Año a año cada galería presenta una nueva propuesta de obras, e incluso, de artistas.


En el tradicional sector principal, se encontraban las galerías establecidas y de reconocida trayectoria. En este sector las propuestas pivotan entre el arte moderno y el contemporáneo, con montajes tradicionales, colores pasteles y stands asimétricos, en su mayoría. Nombres históricos como Antonio Berni (Galería Sur-Montevideo), Rogelio Pollesello (Galería Del infinito-Buenos Aires), y más actuales como Alejandra Fenocchio (Galería Nora Fisch-Buenos Aires), Dani Basso (Galería Calvaresi-Buenos Aires), Miguel Mitlag (Galería Gachi Prieto-Buenos Aires).


En el sector Stage, la nueva generación de galerías que representan artistas de joven trayectoria y gran proyección. Más acotada de nombres: Acéfala (Buenos Aires), Constitución (Buenos Aires), Crudo (Rosario), Gabelich Contemporáneo (Rosario), Vigil Gonzales (Cusco), Pasto (Buenos Aires), PIEDRAS (Buenos Aires), PM (Buenos Aires) Quimera (Buenos Aires), Selvanegra (Buenos Aires), Sputnik (Buenos Aires), The White Lodge (Córdoba), Tokonoma_OM (Buenos Aires). En general con stands más diversos, desde propuestas de montaje, hasta obras: mayor presencia de instalaciones, objetos, net y new media art. Colores vibrantes, asimetrías y diversidad de texturas.



Gradualmente aparecen más recursos expositivos en la feria que continúan acentuándose en Utopía; el tercer sector con galerías. Conformado por espacios gestionados por artistas, organizaciones con y sin fines de lucro y otras plataformas experimentales de comercialización que reúnen obras de artistas emergentes. Aquí, propuestas un poco más sueltas en sus stands, artísticamente hablando. Entre ellos, el stand de Pólvora, taller de artistas en San Telmo, presentó obras de piso a techo de los artistas Emilia de las Carreras (@killy_gris), Ivan Enquin (@ivanenquin), Carolina Favre (@_carolinafavre_), Nadia Martynovich (@nmartybch) y Julian Matta (@julianmatta). Por otro lado, las pregnantes pantallas de VTV, de Franco Palioff (@francopalioff) y el barro de las esculturas de Nicolás Rodriguez (@nicolasrodriguez____) en el stand de Satélite.


El sector Utopía, además, tuvo 22 seleccionados para el Premio en obra, organizado y coordinado por los coleccionistas Abel Guaglianone y Joaquín Rodríguez. Entre los cinco ganadores de esta edición, encontramos galerías, proyectos y artistas de diferentes provincias del país: Fuga (galería, Santa Fe), Remota (galería, Salta), Valeria López (artista - galería Satélite, Córdoba ), Amparo Viau (artista - galería Grasa, Buenos Aires) y Alejandra Mizrahi (artista - galería Intemperie, Buenos Aires).


A su vez, dentro de la programación artística presentaba diferentes curadurías en diferentes rincones. En el hall de ingreso un cuadrado de telas unidas colgando, junto con diferentes vasijas de barro o una materialidad similar, recibía a los diversos visitantes. Obras de Candelaria Traverso (@mariacandelariatraverso), curada por Florencia Qualina. Mientras que el programa de arte y sustentabilidad de Zurich, curado por Sofía Dourron, con su selección de artistas “propone abordar los problemas de la sustentabilidad a partir de producciones artísticas que invitan a reconsiderar y cuestionar las formas en las que nos relacionamos con el planeta y sus habitantes.”


Por otro lado, los programas de videos Patio Bullrich, a cargo de la curaduría de los artistas Lolo y Lauti, el programa de performances, curado por Charly Herrera y el espacio Isla Ediciones, con una propuesta de nueve editoriales curadas por Alejo Ponce León. Y las visitas guiadas curadas por Melisa Boratyn.


Si no tuviste oportunidad de pasar por la feria, la institución lanzó a pocas semanas de su cierre su catálogo en formato digital, dónde se puede surfear por sectores, las propuestas de las diferentes galerías, proyectos y artistas participantes de la edición 2022.


Si te gusta Revista Varda y querés ayudarnos a crecer, podés comprarnos un cafecito desde $50 en: https://cafecito.app/revistavarda
60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page