top of page

Sumergirse en el dolor

Por Manuel Cristancho


Las olas seducen a la orilla con su bamboleo. Resuenan, llevan y traen. Llevan y traen. Y en este coqueteo, se da inicio a la ceremonia: una avalancha de imágenes y sonidos que inundan las palabras y evocan el universo Pizarniano. Un homenaje a una de las poetisas más importantes en Latinoamérica. Es un viaje a la profundidad de la poesía. Un juego que estruja las orillas del dolor. Todo eso y más es "Las lilas, el silencio y la noche", el primer capítulo de una serie propuestas audiovisuales que ha llevado a flote, de nuevo, la poesía.


La poderosa voz de la escritora argentina, aún sangra entre los escombros de su vida y muerte. Sus versos gritan en el vacío de la existencia humana y siguen retumbando en nuestros ojos y oídos. Y allí, en medio de esa espesura de sensaciones que se experimentan al leer los versos Pizarnianos, Damian Lomba y su equipo de Maratón de poesías, abren el juego a la experimentación con la palabra, el sonido, y la imagen. La premisa era titánica y a su vez provocadora: transformar en imágenes el poema Extracción de la piedra de la locura (1968) de Alejandra Pizarnik.



Ocho grandes y reconocidas actrices argentinas, fueron convocadas para recitar los versos del poema (divido entre ellas, pero conservando su orden original). Cada actriz, sin comunicación con las demás y desde la distancia, en la intimidad de su aislamiento social, debían naufragar en el universo Pizarniano, poner en imágenes el río de emociones y pensamientos que emerjan en el encuentro con las palabras de la autora. Sus voces se mezclan y se desmiembran constantemente, como el agua cuando golpea la arena. El yo poético del poema se camufla con la carne de las actrices, quienes con su voz dirigen el viaje poético que se va llenando de una variedad de capas de sentido, que evocan las distintas voces y versiones que Pizarnik expresaba de sí misma.


Cada actriz envío su material individualmente, según su propio criterio y con sus propias herramientas caseras, y el montaje ribeteó todas esas miradas en una pieza audiovisual exquisita. El resultado: ocho escenas que se tocan en cortes negros; las miradas particulares de cada actriz se hacen una sola entre la oscuridad y la luz; entre un afuera desolado y un adentro voraginoso; entre siluetas de cuerpos deformes y armoniosos; rostros perdidos en la espera eterna de calmar las angustias; y el agua, que predomina en las escenas, quizás por coincidencia o hasta consecuencia, una metáfora de la poesía Pizarniana, tan frágil y potente a la vez, cruda, inocente y peligrosa, cambiante, poderosa e inasible.



Ficha técnica: Las lilas, el silencio y la noche, Invocación a Alejandra Pizarnik

  • Idea: Damian Lomba

  • Montaje: Tomas Frezza, Stefano Storchi, Elizabeth Wendling

  • Narración: Cristina Banegas, Valentina Bassi, Mirta Busnelli, Heidi Fauth, Laura Grandinetti, Marilú Marini, Florencia Raggi, Mónica Raiola

  • Música: Rocío Morgenstern

  • Intervención Artística: Mariela Asensio, Tomas Frezza, Damian Lomba.

  • Función 27 de septiembre, 21hs.

  • Entradas en Alternativa Teatral (parte de lo recaudado será donado a Artistas Solidarios)


Todo el trabajo de quienes hacemos Revista Varda es completamente ad honorem.
Si te gusta el proyecto, podes colaborar invitandonos un cafecito en https://cafecito.app/revistavarda
41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page