top of page

The Batman: y la geografía de Ciudad Gótica

Actualizado: 15 mar 2022

Con estreno el 3 de marzo de 2022 en las salas argentinas, la película dirigida por Matt Reeves se adentra, en sus 176 minutos, en una problemática contemporánea.

Con tantos Batman rondando la cinematografía (véase, por ejemplo: Michael Keaton en 1989, Christian Bale en 2005, o sin ir más lejos: Ben Affleck en 2016) resulta quizás natural pensar que las relecturas de este personaje han sido ya demasiadas. Sin embargo, ¿Qué tanto daño, qué tanto mal puede resultar otra película de Batman? Es de saber común que este personaje se ha convertido en una mina de oro en las últimas décadas. Acaso una cuestión inevitable al tratarse de un justiciero de Occidente. Su supervivencia también se debe a un verosímil cada vez más comparable con una sociedad harto mencionada oscura. Batman, año tras año, parece ser más frágil y más solitario, más volátil como no lo fueron sus antecesores y propenso a destruirse por una máscara (pero, ¿qué es esa máscara? ¿se puede afirmar que ésta -remontada a la serie televisiva de 1966- acarreó siempre el mismo significado y, por lo tanto, las mismas implicancias y expectativas para el espectador?). Batman, más que a la par de una actualidad oscura -donde, en algún momento, cambió la capa azul y el traje gris por un armamento doloroso- se encuentra en una sociedad que, a fin de cuentas, siempre tuvo sus tintes de oscuridad y hartazgo.

Se nos transporta entonces a la fatídica Ciudad Gótica. Un lugar de “fauna”, laberintos, callejones y lluvia incesante. Un escenario que no puede ser desconocido de su lugar protagónico, puesto que su concepción es tanto la de una atmósfera (sea, para este caso, lo deshabitado, los rincones oscuros y los tonos grises) como el de un contexto que refleja problemáticas contemporáneas.


La ciudad adquiere entonces un verosímil nuevo, una interpretación novedosa -en tanto el universo cinematográfico de Batman- de lo que son hoy día los discursos de odio, los discursos reaccionarios y las posturas conservadoras de la sociedad. Allí, en la violencia y en las ideas anarquistas, todo parece rumiar en un veneno interior de los personajes. Un lugar donde, sin embargo, lo estrafalario de ser villano (nótese: el Acertijo de Jim Carrey en 1995, o el Guasón de Jack Nicholson en 1989) es eclipsado por el odio, el resentimiento y la crueldad en que suele dispararse la sociedad contemporánea. Esto es, sin duda, no en calidad visionaria del director Matt Reeves, sino una tendencia en las historias de origen en héroes y villanos de los últimos años. Basta recordar al Guasón de Joaquin Phoenix (2019) siendo producto del maltrato y el abandono de su comunidad, para reconocer la forma de relatar contemporánea. Basta pensar, aquí, en la vida que le otorga Robert Pattinson a Bruce Wayne, a través de una habilidad aguda para interpretar la psicología, para colocar al personaje en una luz emocional que, hasta entonces, resultaba desconocida. Basta también pensar, por lo tanto, en la actuación que propone Paul Dano como Acertijo: un villano incursionado en el terreno de las redes sociales que, en consecuencia, se construye como agitador y como bloguero. Como quien se mueve en la misma astucia y resentimiento, que el protagonista en The Hater (2020) con su séquito de extremistas.

Sin embargo, es debido remarcar que algunas decisiones en torno al film no alcanzan los mejores resultados. En sus 176 minutos, la película se adentra en lo que parece ser una carrera contra el tiempo, para luego diluirse en tramas y situaciones que sobrepasan la complejidad del acertijo inicial, recayendo en relevancias burdas y detalles que no conocen su lugar. Tal es el caso de Gatúbela (Zoë Kravitz), donde su relevancia gira más en torno a ser el interés amoroso de Batman, que en convertirse en un peso importante para la historia. Un personaje aprovechado solo en su dinámica ambigua con el protagonista.

En última instancia, el mensaje de la película parece girar en torno a “Batman, el héroe colectivo”. Y aunque algo de esto ya se ha esbozado con Christian Bale, no deja de resultar fantasioso y demasiado Hollywoodense, que el solo hecho de llevar la antorcha de la libertad y la unión y etcétera, logre -sin duda y sin obstáculo- ímpetu suficiente en la sociedad para salir de todo caos para ver un nuevo amanecer. Porque, a fin de cuentas, lo único que parece merecer ser salvado es la clase media. Y que al resto se lo lleve el agua, tal como al discurso ingenuo de que está mal que los ricos miren con altivez a los pobres.


Aun así, estas cuestiones no socavan la experiencia del film. El conflicto, presentado con rapidez y claridad, se maneja con imágenes espectaculares y lúgubres, al mismo tiempo que dispone un retrato de Ciudad Gótica en una geografía de "bestias", laberintos y cierta leyenda urbana que sondea por las sombras.



  • Título original: The Batman.

  • Dirección: Matt Reeves.

  • Reparto: Robert Pattinson, Zoë Kravitz, Paul Dano, Andy Serkis, Colin Farrel, Jeffrey Wright, Peter Sarsgaard, John Turturro, Jayne Lawson, Con O´Neill, Barry Keoghan, Gil Perez-Abraham, Peter McDonald, Alex Ferns, Rupert Penry-Jones, Kosha Engler, Janine Harouni.

  • Guion: Matt Reeves, Peter Craig. Personajes: Bob Kane, Bill Finger.

  • Producción: Matt Reeves, Dylan Clark.

  • Música: Michael Giacchino.

  • Fotografía: Greig Fraser.

  • Montaje: William Hoy, Tyler Nelson.

  • Vestuario: Jacqueline Durran, David Crossman, Glyn Dillon.

  • País: Estados Unidos

  • Año: 2022

  • Género: Acción. Thriller. Intriga. Drama /Neo-noir. Superhéroes. Cómic. DC Comics.

  • Duración: 176 min.

  • Idioma: Inglés

  • Productora: Warner Bros., DC Entertainment, 6th & Idaho Productions. Distribuidora: Warner Bros.

  • Grupos: Batman / DC Extended Universe (DCEU)



Si te gusta Revista Varda y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $50 en: https://cafecito.app/revistavarda

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page