top of page

Luca Andrea: La poesía como trinchera

Por Emilia Carballo


Luca Andrea tiene 23 años y escribe poesía desde los 17. Encontró en el arte un reparo para sus pesares. Lo que al principio era un simple ejercicio de catarsis con el tiempo se convirtió en una herramienta de lucha para visibilizar diferentes problemáticas sociales. Dinámico y emprendedor participa en varios espacios y proyectos literarios. Genera vínculos en cada encuentro, difundiendo obras, acompañando procesos creativos y otorgando espacios seguros para decir y pensar sin prejuicios.


El amor y la militancia se funden en Pogo, su primer selección de poemas publicada por la editorial Sudestada en el marco de la colección “Poesía subversiva”. En su presente, Luca tiene un basto público en redes sociales. Cada domingo a las 20 ofrece un ciclo de lectura y debate literario denominado Poesía en cuarentena con diferentes poetas y escritores invitades.



¿Qué significa la publicación de Pogo para vos?


Fue mi primer proyecto formal porque siempre lo hice de manera independiente como a nivel recreativo, después surgió la propuesta editorial. La poesía de Pogo resume un poco tres etapas de mi vida. Tiene tres ejes temáticos: la primer etapa que se llama “Siesta”, habla de una parte más depresiva y de mi juventud descarriada. La segunda se llama “Encajetado”, habla de la etapa en la que me enamoro. Por último “Parche”, es una etapa de reflexión. En general el libro hace una síntesis muy concreta de tres momentos cruciales en mi crecimiento personal que no tuve una mejor manera que plantearlo en la poesía.


¿Cómo fue el proceso de selección de poemas?


Pogo reúne poesías de un montón de épocas. La propuesta fue generar un hilo conductor con dos ejes temáticos: el amor y las cuestiones sociopolíticas. Hay poemas que los escribí a los 17 años y otros a los 23. En seis años uno cambia. Hay muchos procesos entre los poemas que tenía y los otros que quería escribir. Desde la editorial Sudestada me dijeron que termine de escribir y que cuando el libro madure lo publicaban. Me pareció bien que respetaran el tiempo de creación.


En tu obra se reflejan vivencias de tu vida en el conurbano, ¿cómo podrías justificar esa elección?


Yo creo que en este momento en particular de mi vida soy muy fiel a mi idiosincrasia, a la manera en la que me críe y en la cultura en la que me rodee. Tal vez en el pasado hacía poemas más introspectivos porque me guiaba con poetas clásicos como Alejandra Pizarnik y hoy en día estoy más cercano a lo que es la poesía contemporánea que tiene como característica un lenguaje común, cotidiano o perteneciente a donde crecimos o nos relacionamos. El conurbano forma parte de mi identidad. Si bien ahora estoy viviendo en Capital Federal, toda mi crianza y crecimiento fue en el conurbano sur, en Glew. Entonces hay algo de eso, de toda esa historia que me compone, que se traslada a mi poesía por una

cuestión de que las historias que cuento o el mensaje que quiero transmitir.


Son mensajes que yo mismo fui aprendiendo en el lugar en donde viví. No solo palabras sino que también vivencias. Tengo un poema titulado "Un viernes como cualquier otro" en el que hablo particularmente de cómo se vive un fin de semana de joda siendo puto en el conurbano bonaerense. Ese poema lo puede leer una persona de cualquier lugar, una persona porteña, del interior de alguna provincia pero el hecho no deja de estar marcado el contexto del conurbano en esa situación. Un puto en la ciudad autónoma de Buenos Aires no va a sentir de la misma manera que una persona que viva en un pueblo de Salta. Esa situación es mucho más agravada porque hay mucha más discriminación y todavía faltan un montón más de conquistas en materia de derechos, de conciencia social y demás. Yo siento que dentro de mi obra está muy presente el conurbano.


¿Todes podemos escribir poesía?


Yo siempre intento decir en los ciclos que organizo o participo que la idea de la poesía contemporánea y la intención de muches artistas es desaburguesar la noción de la poesía. Antes para ser poeta tenías que cumplir con ciertas características, hasta te diría pertenecer a cierta clase social, contar con ciertos conocimientos, una imagen o una visión muy academicista de lo que es la poesía. Les que escribimos poesía en esta época intentamos romper con esos conceptos y decimos que cualquier persona que desee ser poeta tiene la posibilidad de hacerlo y no necesita un estudio académico, ni conceptos complicados como palabras que nadie entienda o metáforas incomprensibles para escribir un poema. Con que la predisposición para contar lo que une siente o transmitir el mensaje que une quiere es suficiente para que uno se considere poeta o escritor.


¿Cómo trabajan para seguir difundiendo la colección de Poesía subversiva en cuarentena?


La cuarentena es otro desafío más que tenemos para seguir transmitiendo la palabra y en este caso los ciclos de poesía a través de los vivos de instagram, publicar imágenes, los talleres de poesía a través de la web, son estrategias que nos vamos buscando para seguir transmitiendo que es lo que más nos gusta.


Estamos en Spotify, hace poquito hicimos un vivo de poesía subversiva y dentro de poquito vamos a hacer otro para presentar a las nuevas integrantes de la colección. El hecho de seguir difundiendo la publicación es para que las librerías independientes sigan subsistiendo en estos contextos caóticos. Teníamos un montón de lecturas programadas en el conurbano bonaerense y alrededores de la provincia, en Rosario, Córdoba y Mendoza. No es algo que demos por perdido. Una vez que termine la cuarentena vamos a retomar, ya que fue un esfuerzo muy grande para todes.


¿Cómo surgió Poesía en cuarentena?


Poesía en cuarentena es un ciclo que lo inició Nina Ferrari la escritora de Sustancia, otro libro de la colección de la que yo participo. Ella inició los vivos de instagram en las primeras semanas de declarada la cuarentena. Con el pasar del tiempo estaba un poco agotada porque, aunque no parezca, demanda mucho esfuerzo y tiempo la convocatoria de les artistas, la organización de la dinámica del vivo y demás. Cuando ella me dijo que estaba un poco saturada le dije que le iba a dar una mano y lo seguimos haciendo en conjunto. Ella abrió el ciclo y yo lo cierro sin cortar con el espacio que a muchas personas le sirve. El domingo es un día complicado en cuarentena, particularmente porque tiene esa característica de desolación, melancolía de revivir un montón de cosas de la semana y estar

encerrados es muy angustiante. Entonces, quizás a través de este ciclo de poesía podemos

acompañarnos. Yo siento que a mí me hace bien y a un montón de gente que nos escucha

también.


¿Hasta cuándo tienen pensado seguir con el ciclo?


Tenemos pensado seguirlo lo más que podamos mientras haya poetas para invitar - que hay de sobra- así que vamos a seguir poniendo a disposición de la gente este ciclo para sentirse contenides y escuchar nuevas experiencias.


¿Cuales son tus proyectos a futuro?


Voy a publicar dentro de poco mi segundo libro. Se llama Mirar a través del fuego. Este pedí que sea virtual y de circulación gratuita a través de la editorial Sudestada, para que quienes tengan ganas puedan acceder. Son tres historias que no se conectan entre sí, de diferentes personajes que se van a relatar en prosa. Estos tres personajes que creo no tienen nada que ver conmigo. Tomo la decisión de correrme un poco del centro de la escena para contar tres historias. Además está en proceso una novela.


¿Sentís que hay un crecimiento personal y profesional entre estas obras?


Siento que en el primer libro tenía la necesidad de contar ciertas cuestiones personales y se me puede ver muy fielmente en un montón de cosas como escritor y como persona que siente. Una vez que pude transmitir mi sentir a través de Pogo pude despegarme y desplegar mi yo poético como ficción.


¿Cómo te sentís escribiendo en otro género?


Vengo escribiendo la novela hace mucho y espero que un futuro no tan lejano tenga la oportunidad de publicarla. Poder ser versátil y tener otro tipo de propuestas para aquellos que no se sienten cómodos con la poesía está bueno. Deseo apuntar a través de la narrativa a otro público que pueda llegar a mi como escritor.


¡SORTEO POR LOS 900 SEGUIDORES!: Para celebrar estamos sorteando un ejemplar de Pogo, de Luca Andrea. No te olvides de participar en Instagram o Twitter. tenés tiempo hasta el domingo 11 de octubre.
También podes pedir tu ejemplar en Librería Sudestada.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page