top of page

When They See Us: Un sistema creado para oprimir

Por Milagros Torres


La miniserie creada, escrita y dirigida por Ava DuVernay para Netflix narra en cuatro capítulos el caso –mal– conocido como “los cinco de Central Park”.


“Este es mi primer ataque a cualquier tipo de mujer en la historia, es mi primera violación”, balbuceaba, nervioso, Korey Wise de 16 años al enfrentarse a su primer interrogatorio. When They See Us refleja el dolor, la angustia y el pánico de cinco adolescentes que quedaron en manos de la justicia de Estados Unidos.

El 19 de abril de 1989 un grupo de adolescentes de Harlem fue al Central Park a pasar el rato. Del lado este, Trisha Meili, una mujer blanca de clase media-alta, corría por el parque cuando fue atacada, golpeada y violada por alguien que la dejó inconsciente. Tras una “rápida investigación”, la policía detuvo a cinco jóvenes con una sola cosa en común: eran personas racializadas. Y lo que debió haber sido un juicio por la peor expresión de violencia machista derivó, repentinamente, en un caso de discriminación.


Antron McCray (Caleel Harris), Kevin Richardson (Asante Blackk), Yusef Salaam (Ethan Herisse) y Raymond Santana (Marqués Rodríguez) fueron intimidados, manipulados, interrogados y obligados a acusarse unos a otros sin la presencia de sus xadres ni de unx abogadx. El quinto detenido fue Korey Wise (Jharrel Jerome), quien llegó a la comisaría con el único motivo de acompañar a su amigo y sin imaginar que se llevaría la peor parte: por medio de golpes, fue obligado a confesar la violación con la promesa de que volvería a su casa, algo que, obviamente, no sucedió. Korey era lo que necesitaban para que el resto de las contradictorias declaraciones tuvieran un hilo conductor, y Linda Fairstein (Felicity Huffman), jefa de la Unidad de Delitos Sexuales, no dejó de trabajar hasta conseguir la condena de los cinco jóvenes, a pesar de que la cronología y la evidencia eran suficientes para descartarlos del crimen.


El arma de Fairsten siempre se basó en un forzado y repetitivo discurso “feminista” que apelaba a la ira por lo que Meili había sufrido, pero no demostraba intenciones de llegar a la verdad. Elizabeth Lederer (Vera Farmiga), fiscal encargada del caso, tuvo un papel secundario y siempre se mostró poco convencida, pero fue contundente al afirmar que ya no se trataba de justicia, sino de política. DuVernay lo dejó más que visible cuando eligió llevar material de archivo a la escena: mientras una de las madres veía la cobertura en tv, un joven Donald Trump, en ese entonces empresario y figura mediática, exigía la peor condena para los acusados; ella, lejos de preocuparse, aseguraba que solo estaba teniendo “sus 15 minutos de fama”. Y con un sutil comentario la directora invita a cuestionarse por qué la sociedad actual le concedió el poder sobre un país a un hombre que atrasaba incluso en 1989.


La realidad es que, aunque no dejaba de repetirlo, a Trump no le importaba lo aberrante del crimen, pero era la oportunidad perfecta para disfrazar su racismo de empatía. En total invirtió 85 mil dólares en anuncios que reclamaban la pena de muerte para los acusados, un pedido de justicia muy legítimo para los sectores de poder. Pero en ningún momento el propósito de la serie fue enfocarse en el futuro presidente de EE. UU., y es por eso que no le dedicaron más que un par de segundos. Lo que siguió fue mostrar el proceso de adaptación de los cuatro menores en los reformatorios y la manera en que cada uno lo sobrellevó: refugiándose en la familia, lxs amigxs y la religión. También se retrató lo difícil que fue y sigue siendo reinsertarse en la sociedad cargando el título de ex convicto, sumado a la marginalización por parte de las autoridades.


Jharrel Jerome

El último capítulo es de los más difíciles de digerir. Si bien las golpizas en las cárceles y los abusos de compañeros y guardias no son algo nuevo, ver lo que Korey Wise tuvo que atravesar fue shockeante incluso para el resto de las víctimas, quienes no tenían idea de su sufrimiento pero, aún así, estuvieron de acuerdo en que merecía un capítulo aparte. Así fue como Jerome, con sus gestos súper expresivos, su mirada y su manera de hablar, logró transmitir en poco más de una hora la tortura y los pequeños momentos de alegría que su personaje vivió durante años. Esto lo llevó a ganarse el respeto de la audiencia y, además, un Emmy como Mejor Actor Principal.


La serie también aborda problemas intrafamiliares como la violencia que existía en la casa de Korey ya que su madre, interpretada por Niecy Nash, no aceptaba la transexualidad de su hermana Marci (Isis King), o el abandono por parte del padre de Antron (Michael K. Williams), que nunca pudo perdonar. Raymond tenía una relación muy cercana con su padre (John Leguizamo), pero cambió cuando conoció a su nueva madrastra (Dascha Polanco), una mujer que lo creía culpable del abuso; esto lo obligó a buscar dinero fácil para poder mudarse y así fue como ingresó a la venta de drogas.


Producida por Oprah y Robert De Niro, When They See Us busca visibilizar la impunidad de todo un sistema mediante un caso que solo fue resuelto cuando el verdadero culpable decidió confesar. No intenta idealizar a los protagonistas, sino que los humaniza contando la historia a través de sus propios ojos. De esta manera, y con su inocencia ya demostrada, Antron, Kevin, Yusef, Raymond y Korey piden dejar de ser reconocidos como “los cinco de Central Park” para comenzar a ser “los cinco exonerados”.



Ficha técnica: Así nos ven

  • Título original: When they see us

  • Año: 2019

  • Duración: 70 min.

  • País: Estados Unidos.

  • Creada por: Ava DuVernay

  • Dirección y guión: Ava DuVernay, Attica Locke, Robin Swicord, Michael Starrbury, Julian Breece.

  • Fotografía: Bradford Young.

  • Productora: Distribuida por Netflix. Harpo Films,Tribeca Productions, Participant Media, Forward Movement.

  • Género: Miniserie basada en hechos reales.

200 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page